domingo, 10 de diciembre de 2017

Economía peruana al 2018

La economía peruana durante este año 2017 vino con un "tibio" crecimiento después de varios años de un incremento exponencial del PIB en torno al 8%. A partir del 2008 -justamente cuando la crisis financiera internacional golpeó a varios de los países más pujantes del mundo- en el Perú se vivió el conocido "milagro económico peruano".

Las causas de esta caída en el 2017 tuvieron que ver con factores exógenos como la baja en el precio de los metales (unos de los principales sustentos económicos del Perú), y la menor demanda de productos tradicionales y no tradicionales de los dos principales socios comerciales del país: EEUU y China.

Economia peruana 2018, sector mineria 2018, Mineria 2018

Sin embargo, fueron factores internos los que golpearon este 2017 que se va con mayor ímpetu. A los desastres naturales que desolaron el norte del país a principios de año se le sumaron otros atenuantes como el conocido caso de corrupción Lava Jato (que salpicó a las principales constructoras del país) y la falta de entendimiento entre el Ejecutivo y Legislativo (este último dominado por el partido fujimorista) que acabó con el cambio de gabinete ministerial.

Todo esto paralizó las principales obras de infraestructura que se venían llevando a cabo, frenó el gasto y fomentó la desconfianza en los inversionistas extranjeros, que veían un Estado incapaz de hacer frente a todos estos desastres que minaban su capacidad de respuesta.

Para este 2018 la situación parece resarcirse. De acuerdo con el Reporte Macroeconómico Trimestral del Área de Estudios Económicos del Banco de Crédito del Perú (BCP), el estimado de crecimiento para este 2018 es de 4.2% del PIB, si es que el entorno económico internacional se mantiene favorable.

Además, la demanda interna y la inversión privada podrían crecer hasta 5% y 6%, respectivamente. El sector construcción -que había quedado en standby por lo citado anteriormente- avanzará 9% y las utilidades e inversión del sector Minería se verán favorecidas por mayores precios internacionales.

Un factor importante para este resultado será la ampliación de los proyectos mineros actualmente en ejecución: Toquepala Fase II (cobre) y Marcona (hierro). Asimismo, se espera que el próximo año se inicien las obras de los proyectos cupríferos Mina Justa (US$ 1,270 millones) y la ampliación de Toromocho (US$ 1,300 millones).

Economia peruana 2018, sector mineria 2018, Mineria 2018

En el sector construcción destaca la reconstrucción por el fenómeno del Niño Costero, las obras por los Juegos Panamericanos 2019, el avance en la Línea 2 del Metro (U$ 400 millones) y Refinería de Talara (U$ 1,100 millones), además de los trabajos de remoción de tierras para la ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez (US 100 millones), a iniciar en el segundo semestre de 2018.

 A ello se suma, que el mercado inmobiliario se vería beneficiado en caso se concrete la reducción de la cuota inicial para la compra de una segunda vivienda. En cuanto a la inversión privada, esta crecerá cerca al 6%, mientras que el consumo privado lo hará en 3.3%.

Confianza mundialista genera mayor consumo interno

La reciente clasificación de Perú al Mundial de Fútbol Rusia 2018 puede contribuir con un mayor consumo de los hogares, pero éste no será generalizado, por lo que se estima que el sector Comercio crecerá alrededor de 3% el próximo año.

En cuanto a la inflación, la entidad bancaria asegura que pasará de 1.6% en 2017 a 2.5% en 2018. Además, prevé que el tipo de cambio durante el próximo año se mantendrá en un rango de entre S/. 3.20 y S/. 3.25, con riesgo incluso hacia la apreciación.

Respecto a la política monetaria, el escenario base considera que la tasa de referencia se mantendrá en su nivel actual de 3.25% en los próximos meses, aunque con una probabilidad de hasta 30% de que el Banco Central sorprenda con un nuevo recorte de la tasa.

Finalmente, el Reporte Macroeconómico Trimestral del BCP señala que el PBI para el 2018 podría ser menor del proyectado (4.2%), si se incrementa el ruido político y deteriora significativamente la confianza empresarial, se produce una importante sub ejecución en la inversión pública destinada a la reconstrucción por El Niño o se genera una reversión abrupta de los flujos de capitales.

Por todo lo indicado creo que podemos decir que estamos en un buen momento para invertir en el Perú; en un momento en que tras un breve periodo de recesión, parece que el país está tomando aliento para alcanzar cuotas que le posicionaron hace unos años, como uno de los mejores países para llevar a cabo una inversión internacional.

Esteban, Viajes del Perú
Diciembre del 2017
info@viajesdelperu.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario