martes, 19 de septiembre de 2017

Cusco y alrededores (II)

En nuestro anterior post te contamos qué ver en la bella ciudad de Cusco. Si dispones de más de un día para estar en la Ciudad Imperial, sin duda debes conocer sus alrededores y algunas de las ruinas que son verdaderas obras de arte de la ingeniería inca de la época.

Para los tours a los alrededores de Cusco existen infinidad de ofertas ofrecidas por pequeñas agencias locales. Y aunque algunas traten de engañar a los turistas inflando los precios, lo usual es que cobren S/ 50 por un tour de un día.

Las ruinas más cercanas a Cusco son SacsayhuamánQ'enqoPuca Pucara (o Puka Pukara) y Tambomachay; las dos primeras a escasos 2 Km del centro de la ciudad. *Ojo. Para entrar en todas las atracciones de los alrededores y Valle Sagrado necesitaremos obligatoriamente el famoso Boleto Turístico de Cusco. Su horario de apertura es de 7.00 a 18.00 horas.

Otra alternativa más económica es alquilar un taxi entre varios viajantes por S/ 50; aunque sin duda la opción más barata es tomar un bus que vaya a Pisac y bajarnos en Tambomachay (3.700 msnm). De ahí regresarnos caminando a Cusco en un trayecto de 8 Km a través de los citados puntos de interés.

Si no queremos cansarnos tanto tenemos incluso la posibilidad de hacer un tour guiado en bicicleta por unos S/ 100 (incluyen bici, cascos, guantes y servicio de guía).


Sacsayhuamán

Esta increíble fortaleza religiosa y militar es uno de los principales atractivos de los alrededores de Cusco. Siempre surgen bromas entre los turistas anglófonos pues su pronunciación fonética suena más o menos como 'sexy woman'. En quechua Sacsayhuamán significa "lugar donde se sacia el halcón", y de sus impresionantes muros solo queda en pie un 20%; el resto fue usado por los conquistadores españoles como piedra para construcción.

La fortaleza, que data del siglo XV, fue iniciada por el Inca Pachacútec, el cual le otorgó la forma de puma (asociado a la tierra y a la fuerza) y posee tres partes diferenciadas, la primera está compuesta por fortificaciones de tres plantas.

Aún sigue siendo un enigma cómo los incas pudieron transportar hasta el lugar piedras de hasta 300 toneladas, talladas con gran precisión. En la colina de Rodadero podremos ver una serie de bancos de piedra conocidos como el Trono del Inca.

Sacsayhuaman, que ver en Cusco, alrededores de Cusco

La espaciosa plaza de armas del lugar se sigue usando a día de hoy como escenario del Inti Raymi, que celebra cada 24 de junio el inicio del solsticio de invierno.

Q'enqo

Las ruinas de Q'enqo (5 Km al noroeste de Cusco) forman un conjunto arqueológico de restos de piedra caliza en la que aún se pueden observar huecos, escalones, nichos o canaletas que serpentean por el lugar; de ahí posiblemente el nombre de Q'enqo, 'zig zag' en quechua

Es probable que por estas canaletas se vertiera chicha (zumo de maíz fermentado) o sangre para diversos rituales, por lo que Q'enqo tendría un fuerte valor ceremonial para los incas.

En la parte inferior del complejo existe una misteriosa cueva con unos altares labrados en roca donde podrían haberse realizado diversos sacrificios.

Q'enqo, que ver en Cusco, alrededores de Cusco

Puka Pukara

El nombre de estas ruinas significan en quechua "fortaleza roja", ya que dependiendo de la hora del día y la luz, las paredes toman un bonito color rosado. Este sitio arqueológico posee una disposición urbana muy funcional, con plazas interiores, acueductos por donde corría el agua, baños y un camino antiguo.

Aunque se barajó que fuera un recinto defensivo, lo más probable es que fuera usado por los cazadores como refugio, sirviera como puesto de guardia, o se baraja incluso un apeadero de viajeros. Las crónicas coloniales afirman que la comitiva del Inca permanecía en el cuartel de Puka Pukara mientras el emperador se dirigía a los cercanos baños de Tambomachay.

Existe también la creencia de que existía un túnel subterráneo que unía los dos pueblos incas.

Puka Pukara, que ver en Cusco, alrededores de Cusco

Tambomachay

El cuarto sitio arqueológico cercano a la ciudad de Cusco poseía una hermosa arquitectura con cuatro muros escalonados contruídos sobre la base de poliedros en piedra labrada. Como comentamos, se trata de un baño ceremonial que canaliza el agua desde un manantial. Por ello es conocido popularmente como el Baño del Inca.

Este complejo arquitectónico tendría que ver con el culto al agua como fuente de la vida (algo que puede observarse a lo largo de toda la arquitectura ceremonial inca). El sistema hidráulico de Tambomachay consta de dos acueductos que mantienen un flujo constante de agua cristalina. Este último nivel es considerado como una fuente litúrgica donde el Inca y sus sacerdotes rendían culto al agua como elemento primordial de su cosmovisión.

Tambomachay, que ver en Cusco, alrededores de Cusco


Estos complejos arqueológicos son una muestra de la belleza y la complejidad de la arquitectura inca, que muestran principalmente un culto al agua (yaku, en quechua) y el sol (inti), elementos que se hacen presentes en multitud de canales y fuentes, por un lado, o relojes y puertas solares, por el otro.

Pero aún tenemos mucho más por descubrir. En nuestro próximo post nos adentraremos en el Valle Sagrado de los Incas.

Francis, Viajes del Perú
Setiembre del 2017
info@viajesdelperu.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario