martes, 9 de enero de 2018

Iquitos: la capital de la Amazonía peruana

Aunque más del 70% de la superficie del Perú está cubierto por bosques amazónicos (hasta 74 millones de Has), y existen un gran número de reservas naturales pobladas por varios pueblos originarios con diversas lenguas y culturas, a la hora de hablar de La Selva peruana el principal destino que se nos vendrá a la cabeza será Iquitos.

Iquitos, que ver en Iquitos, Iquitos Peru, Iquitos selva Peru

Iquitos es la ciudad más grande de la amazonía peruana con un total de 422.055 habitantes y es la capital del departamento de Loreto, en el noroeste del Perú. La ciudad fue fundada por los jesuitas españoles rondando el año 1755 bajo el nombre de “San Pablo de Napeanos” y es un enclave turístico que alberga un pasado glorioso producto de la ‘fiebre del caucho’, sobre el año 1880.

Entre sus atractivos se encuentran su arquitectura de corte europeo, su gastronomía y su vida nocturna, con decenas de bares y pubs donde la cumbia se mezcla con los ritmos caribeños.

Iquitos es también la puerta de entrada para la visita de la Reserva Nacional Pacaya Samiria, que posee 20 800 km² de extensión y es reconocida como la segunda zona protegida más extensa del Perú y cuarta de todo América del Sur.

Iquitos, que ver en Iquitos, Iquitos Peru, Iquitos selva Peru

Entre sus límites existen 449 variedades de aves, 69 tipos de reptiles y hasta 256 de peces. Desde Iquitos, el viajero se desplazará en un trayecto de hora y media hasta la ciudad de Nauta, desde donde se toman las embarcaciones para entrar en la Reserva (algunos de ellos auténticos cruceros de lujo).

Podremos conocer más sobre ésta y otras reservas y poblados cercanos en nuestro próximo post.

El Boom del Caucho

Para entender un poco más el Iquitos actual sería bueno volver la vista atrás y explicar qué sucedió para que una pequeña ciudad del Amazonas peruano se convirtiera en una de las ciudades más ricas y pomposas del mundo durante el siglo XIX.

A finales del siglo pasado se dio un proceso conocido como la época de oro de Loreto, con la explotación de los árboles de jebe y caucho, donde –a través de una incisión en su corteza- brotaba un látex o leche que siendo tratado, daría lugar a una goma elástica imprescindible para la industria de llantas de automóviles naciente en los países desarrollados.

Iquitos, que ver en Iquitos, Iquitos Peru, Iquitos selva Peru

Fueron momentos en que se llegaron a pagar libra esterlina oro por kilo de goma. Y la amazonía era la única fuente conocida para este producto. En 1880 se exportaban 8.000 toneladas de caucho, cifra que se duplicaría en 10 años.

Este periodo, que duraría 25 años, dejaría para la amazonía peruana una gran bonanza económica, cultural y arquitectónica, que se vería principalmente en Iquitos en obras como la ‘Casa de Fierro’, del archiconocido arquitecto Gustave Eiffel.

El monopolio cauchero pasaría posteriormente a las colonias británicas de Singapur y Malasia, lo cual hizo entrar a Iquitos y alrededores de nuevo en la pobreza y el ostracismo. Para la labor de extracción y procesamiento del caucho miles de indios de distintas comunidades fueron esclavizados y reducidos salvajemente para seguir las directrices de los nuevos empresarios.

Iquitos, que ver en Iquitos, Iquitos Peru, Iquitos selva Peru

Tras la decadencia del caucho, la amazonía peruana tuvo que adaptarse y focalizarse en la aparición de nuevas gomas, como la balata, leche caspi y chicle.

Esta época dorada en que Iquitos fue una de las capitales del mundo, ha servido de inspiración para obras como El sueño del celta, del premio nobel peruano Mario Vargas Llosa, Manaos, del novelista Alberto Vásquez-Figueroa, o el film Fitzcarraldo, del director Werner Herzog y protagonizada por el actor alemán Klaus Kinski.

¿Qué ver en Iquitos?

Una vez que Iquitos perdió su estatus como una de las ciudades más glamurosas del siglo XIX, la ciudad fue perdiendo su esplendor y sus casas, óperas y monumentos, cayendo en la desidia y el abandono. No obstante, aún podemos visitar algunas de esas atracciones a día de hoy.

La Casa de Fierro

Hace unos párrafos comentamos que la Casa de Fierro del arquitecto francés Gustave Eiffel, fue una de esas construcciones que trataron de otorgarle ese corte europeo a la ciudad amazónica. Las partes fueron traídas directamente desde Europa (incluyendo tuercas, pernos, puertas) y está construida íntegramente en metal. Las grandes láminas de hierro fueron transportadas por cientos de hombres a través de la selva.

Iquitos, que ver en Iquitos, Iquitos Peru, Iquitos selva Peru

Barrio de Belén

Este particular barrio se conoce como "La Venecia amazónica" por la cantidad de casas flotantes de madera que se van aglutinando alrededor de sus calles. En época de lluvias estas casas se elevan con la crecida del río Itaya, que lleva sus aguas hasta el Amazonas. Por unos pocos soles pueden hacerse pequeños recorridos en balsa a través del río y parar en un destartalo bar flotante a tomar una cerveza (caliente, eso sí). *Por cierto, en Belén se suelen producir pequeños hurtos. Tened precaución con vuestras pertenencias y no vayáis cayendo el sol.

Iquitos, que ver en Iquitos, Iquitos Peru, Iquitos selva Peru

Aledaño al barrio también encontraremos el famoso Mercado de Belén, un colorido espacio repleto de puestos donde podremos comprar carne de una gran variedad de animales exóticos, como tortugas, loros o monos. En el conocido Pasaje Paquito podremos encontrar remedios naturales en base a plantas locales o tragos afrodisíacos de la selva como el "Levante Lázaro", "Cae solita", "Rompe calzones" o el "7 raices".

Iquitos, que ver en Iquitos, Iquitos Peru, Iquitos selva Peru

Malecón Tarapacá

Este sencillo malecón ubicado a la espalda de la Plaza de Armas, fue construido a principios del siglo XX a orillas del río Amazonas. Ideal para pasear tranquilamente al caer el sol y tomar una cerveza en su boulevard mientras tenemos una bonita vista del río y el puerto de Belén. También podremos observar las viejas mansiones de los barones del caucho, como testigos de un pasado glorioso que tuvo su mayor apogeo durante el boom de este látex.

Iquitos, que ver en Iquitos, Iquitos Peru, Iquitos selva Peru

Museos en Iquitos

Caminando por el mismo Malecón Tarapacá podremos encontrarnos el Museo de Culturas Indígenas Amazónicas, el cual hace un recorrido a través de algunas de las culturas originarias más importantes del Amazonas como los Waiwai, Kirikati, Bororo, Tikuna, entre otros, conociendo sus modos de vida, rituales religiosos o relación con la naturaleza. HORARIO: lun-dom 8.00 am a 20 horas. Ingreso: adulto extranjero S/ 15; adulto nacional S/ 10. Malecón Tarapacá 332. Teléfono: (51-65) 23 5809.

Muy cerca tenemos otro bonito museo abierto en 2014, el Museo de Barcos Históricos "Ayapua-1906", una embarcación construida en 1906 en Hamburgo que tuvo la misión de transportar caucho hasta el puerto de Iquitos para su exportación a Europa y EEUU. Ya reconvertido en museo, este barco perfectamente restaurado dispone de varias salas donde se muestran objetos y fotografías de la época, entre ellas algunas de los "barones del caucho" posando con indígenas a los que maltrataban y retenían en situación de esclavitud.


Clima en Iquitos

El clima en Iquitos es tropical y caluroso durante todo el año, con una media anual de 26.4 ºC. La temporada de lluvias es de Diciembre a Marzo, aunque la zona es húmeda y se recogen precipitaciones promedio de 2857 mm.

Es recomendable llevar gafas de sol, protector solar, gorra o sombrero y repelente para insectos (los mosquitos pueden devorarte ¡literalmente!). Es importante también hidratarnos con mucha agua y llevar ropa ligera para entrar en la selva.

Algo que te sorprenderá es que la gran mayoría de los hoteles no tienen agua caliente. La primera vez que viajé a la ciudad y se lo hice notar al dependiente del hotel que había reservado, me miró incrédulo y me preguntó: "¿para qué quieres agua caliente en la selva?".

¿Cómo llegar a la ciudad de Iquitos?

Al estar rodeada por los ríos Amazonas, Itaya y Nanay, el acceso a la ciudad de Iquitos es vía aérea o fluvial. No existen carreteras que la unan a otras ciudades del Perú, por lo que el transporte en el distrito urbano y poblados cercanos se realiza en mototaxis, buses privados sin ventanas (aire acondicionado 100% natural) y embarcaciones fluviales.

Vía Aérea 

Llegaremos al Aeropuerto Internacional Coronel FAP Francisco Secada Vignetta, ubicado a 7 Km de la ciudad de Iquitos. Las compañías que operan el vuelo Lima-Iquitos (1 hora y 30 minutos de duración) son LATAM, Peruvian Airlines y Star Perú, por un precio promedio de US$ 130 ida y vuelta. Este aeropuerto también recibe vuelos nacionales regulares desde Tarapoto (50 minutos) y Pucallpa (1 hora).

Vía Fluvial

Si quieres vivir una experiencia más "auténtica" también puedes llegar a Iquitos desde Pucallpa, en un viaje que nos tomará entre 4 y 7 días navegando el río Ucayali y haciendo paradas en Requena y Contamana si se viaja en mononave, unas embarcaciones con espacio para 250 personas. También se puede llegar a Iquitos desde Yurimaguas, en un viaje de 3 a 6 días. Los pasajeros usualmente duermen apiñados en hamacas colgadas de las paredes. Los ríos que se transitan son el Amazonas, Napo, Marañón y Ucayali.

Una vez en Iquitos una forma común de transporte para movernos a poblados cercanos será el "peque-peque", pequeña barca llamada así por el ruido que hace el motor, el "pecamari" (embarcación con medio techo de paja) u otras embarcaciones de carga.

Iquitos, que ver en Iquitos, Iquitos Peru, Iquitos selva Peru

Como comentamos al comienzo del post y para no alargarnos demasiado, os daremos algunos tips para internaros en la selva en el siguiente post. También os daremos algunos datos para probar la tan rica -y desconocida- gastronomía de la selva.

Francis, Viajes del Perú
Enero del 2018
info@viajesdelperu.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario