domingo, 11 de junio de 2017

Navegando el Lago Titicaca

Llegamos a uno de los lugares más místicos del Perú e incluso del mundo, el Lago Titicaca, de cuyas oscuras aguas -según relata la cosmovisión andina- surgió el sol y los padres de los primeros incas: Manco Cápac y Mama Ocllo.

El Titicaca es el lago navegable más alto del mundo (3812 msnm) y con 8.562 Km² de superficie -de los cuales el 56% corresponde al Perú y el 44% restante a Bolivia- ocupa el puesto 19 del ranking mundial en cuanto a territorio. A modo de broma, los peruanos suelen decir que ellos se quedaron con "el Titi", dejándoles a los bolivianos "la caca".

Lo primero que sorprende a los visitantes a llegar a estos parajes puneños es el enorme contraste que existe entre el resto del Perú y un lugar donde la cultura andina del altiplano (compartida con Bolivia) está rebosante de color y se refleja en las ropas de las señoras con polleras, pequeños bombines y sandalias hechas de caucho.

En las orillas que riegan Puno y la frontera boliviana se mezcla con fervor la tradición católica con los rituales andinos del pago a la 'Pachamama', en rituales y danzas que duran hasta el amanecer, como en la famosa Festividad de la Virgen de la Candelaria -que se celebra cada 27 de noviembre- y que fue declarada desde 2014 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.



Tanto si venimos en bus desde la Ciudad Blanca de Arequipa como si aterrizamos en el Aeropuerto Internacional Inca Manco Cápac (a 5 Km) de Juliaca, recomendamos no detenernos mucho en esta ciudad y continuar hasta Puno. Se pueden tomar buses desde el mismo aeropuerto por unos S/ 20 o desde la Plaza Bolognesi. El trayecto de Juliaca al Lago Titicaca en bus dura una hora aprox.

En ocasiones las advertencias del Lonely Planet nos parecen alarmistas, pero en este caso estamos de acuerdo con la definición de Juliaca como "una ciudad fea, sucia y, fuera de la zona comercial del centro, peligrosa". Es también punto de entrada para gran parte del contrabando que llega por la frontera sur al Perú, por eso hay un gran movimiento comercial a ambos lados de ambos países.

Por cierto, estaremos llegando a una ciudad a 3.826 mnsm, por lo que recomendamos precaución ante el mal de altura. Si es la primera visita al Lago Titicaca, recomendamos una dieta blanda en base a sopa con pollo cocido y mate de hoja de coca (recomendado para la altura), que podrán encontrar en todos los alojamientos de la zona.

Isla de Uros, Lago Titicaca, tours Lago Titicaca

También llegamos a un punto donde las temperaturas mínimas en los meses de invierno (mayo-agosto) alcanzan temperaturas bajo -0 ºC. *Ojo: Recuerden llevar ropa de abrigo, usar crema solar o bloqueador, lentes de sol y vaselina, manteca de cacao o similares, para el cuidado de los labios.

En los alrededores de Juliaca -por citar rápidamente- tenemos algunos puntos de interés con mucho encanto, como Lampa (36 Km al noreste), en cuya iglesia de Santiago Apostol se encuentra una réplica de La Piedad de Miguel Ángel que el Vaticano usó para reconstruir la original tras el atentado de 1972; Pucará (a 60 Km noroeste), conocida por sus coloridas artesanías y sus famosos toritos de cerámica; Ayaviri (100 Km noroeste) con un animado mercado y sus fuentes termales de Pojpojquella, abiertas a los turistas; y Abra la Raya (100 Km), puerto de montaña a 4.470 mnsm y el punto más alto del trayecto a Cusco.

En esta entrada nos centraremos en las islas del lado peruano del Titicaca, dejando las conocidas islas del sol y de la luna del lado Boliviano para el siguiente post.

Islas flotantes de los Uros

Estas islas son el principal atractivo del Lago Titicaca y se puede llegar fácilmente a ellas en unos 30 minutos a través de varios tours organizados o tomando un ferry que sale del puerto hacia Uros cada hora de 6.00 a 16.00. Lo más llamativo de estas islas son que están construidas con totora, un junco que crece bajo las aguas y con el que los pobladores realizan, además sus casas, sus caballitos de totora (pequeñas embarcaciones que cruzan el lago) y hasta la artesanía que venden a los turistas. 

Actualmente estas islas están habitadas por aimaras, después de la casi desaparición de la etnia uru, una de las civilizaciones preincas más antiguas y de las que se dice que tuvieron que asentarse en el Titicaca para escapar de la invasión del Inca Pachacútec. Si desean alojarse en Uros pueden contactar con una pequeña empresa dirigida por Cristina Suaña, que ofrece dormir con ella y su familia, además de realizar otras actividades tradicionales con la comunidad.

Isla de Uros, Lago Titicaca, tours Lago Titicaca

Isla Taquile

La pequeña isla de Taquile tiene unos 7 Km² y una población de unas 350 familias. A diferencia del resto de islas del Lago que son aimaras, sus habitantes hablan quechua, lo que les diferencia y les confiere una mayor identidad de grupo. Ellos mismos gestionan sus tours, hospedan a los turistas y tratan de preservar sus costumbres ancestrales. De Puno a Taquile tardaremos en llegar unas 3 horas.

Es mundialmente conocida por sus trabajos textiles, principal fuente económica de sus habitantes. Entre las tradiciones de la isla, los hombres llevan unos gorros de lana que tejen ellos mismos, donde el color rojo significa que están casados y el rojo y el blanco que están solteros. Las mujeres bordan además blusas de delicados bordados, fajas y trajes que pueden adquirirse en la tienda de la cooperativa de Taquile.

Para subir a lo alto del pueblo hay que ascender 567 escalones -que en un buen estado físico nos tomarán 20 minutos de subida- y desde cuyas alturas podremos tener una hermosa vista del Lago. Para entrar o salir de la isla hay ferries que salen de Puno a las 6.00 y 7.45 y regresan 17.30 horas.

Isla Taquile, Lago Titicaca, Tours Taquile, Titicaca

Isla Amantaní

También conocida como la "Isla del amor", es la isla más grande del Lago Titicaca y se encuentra al norte de Taquile. Al igual que esta última, la isla de Amantaní no tiene hoteles y el alojamiento es con los mismos pobladores, los cuales agasajan a los turistas con bailes, música y la gastronomía local. El precio del alojamiento suele rondar los S/ 40 y es rotativo entre las casas de los isleños.

Es sin duda la mejor forma de sentir el turismo vivencial; la isla no tiene coches, motos ni ningún otro tipo de vehículo, y se deben subir a pie los 300 metros de las laderas que nos llevarán al santuario de Pachatata (Padre Tierra) y Pachamama (Madre Tierra), que siguen vivos desde la cultura tiahuanaco, que fue principalmente boliviana y se dio entre el 200 a.C y el 1.000 d.C.

Isla Amantaní, Lago Titicaca, Tours Lago Titicaca

Isla Suasi

Esta pequeñísima isla situada al otro extremo del lago es la única isla privada del Titicaca y es perfecta si se quiere descansar, disfrutar de la naturaleza, caminar o dar paseos en balsa en sus cercanas orillas. Es famoso su exclusivo Hotel Isla Suasi***** de Casa Andina, el único alojamiento del lugar, que brinda todas las comodidades para disfrutar plenamente de una experiencia de lujo en el Lago Titicaca. La habitación doble ronda los S/ 740 (€ 200), pero las opiniones de los huéspedes son unánimes al describir su estadía como un momento "mágico" en un entorno paradisíaco. islasuasi.pe/

Hotel Isla Suasi, Lago Titicaca, Tours Lago Titicaca

En próximos post descubriremos más sobre la ciudad de Puno y sus peculiares fiestas como la Virgen de la Candelaria, en las que bandas de música tocan toda la noche mientras sus habitantes zapatean bebiendo cerveza hasta el amanecer. 

Junio del 2017
info@viajesdelperu.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario