jueves, 19 de octubre de 2017

Trekking en la Cordillera Blanca de Huaraz

A casi 4.000 metros sobre el nivel del mar se encuentra un oasis congelado conocido como La Cordillera Blanca. Con unos 200 km de extensión, esta cadena montañosa es considerada la más extensa de los Andes. Sus majestuosos nevados la han convertido, además, en un paraíso para practicar el trekking y para los amantes de la ascensión a la montaña.

Estos picos y paisajes montañosos están protegido por el Parque Nacional Huascarán, pues además de ser una maravilla geográfica natural, la cordillera alberga unas 800 especies de plantas y animales únicos de la región.

Es por ello que el parque fue reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985 y como una Reserva de Biosfera en 1997.

La primera parada antes de llegar a la cordillera es la ciudad de Huaraz, capital del Departamento de Ancash. Dado que está rodeada por montañas, la única forma de realizar el viaje hasta allí es en bus. El recorrido desde Lima dura unas ocho horas pero los paisajes que engalanan el camino hacen que valgan la pena.

Sus exuberantes montañas son una parada imperdible para los amantes de la adrenalina. Desde escalada hasta senderismo, en esta cordillera se practican toda clase de deportes. Además de ser un sueño para los aficionados a la fotografía pues la vista se presta para unas excelentes tomas.

En este lugar existen muchas rutas para el senderismo pero nosotros encontramos las mejores tres y aquí te contaremos de qué van.

La Cordillera Huayhuash

Esta es una cadena montañosa menor dentro de la reserva pero sus picos y montañas son incluso más altos que los de la misma cordillera Blanca. Uno de ellos es Yerupajá, la cual es la segunda montaña más alta del Perú.  Es considerada uno de los lugares más prístinos del mundo dada su inaccesibilidad.

Para llegar hasta ella se tienen que recorrer 180 km en terrenos con alturas de unos 4300 metros de altitud.

Es considerado como uno de los treks básicos en el mundo el senderismo pero eso no quiere decir que el camino sea fácil. La caminata más corta hacia el lugar tiene una duración de 5 días y empieza desde 4.750 metros sobre el nivel del mar.

El viaje hasta Huayhuash empieza en Huaraz. Allí se hace un viaje en auto hasta el poblado de Llamac, en donde se acampa la primera noche para el día siguiente comenzar el sendero.
El ascenso empieza en el paso Rondoy, en donde se obtiene una vista preciosa de los nevados de la cordillera.  Mientras te adentras entre los bosques helados, el paisaje se va tornando más y más increíble.

Llanganuco, Cordillera Blanca, Huaraz

En el paso hacia los picos, visitas las lagunas glaciares de Jahunacocha y Solteracocha. Dos espejos que muestran un retrato perfecto de las montañas. Aquí puedes probar suerte intentado pescar algunas truchas.

Al finalizar el sendero, se desciende por la Pampa Llamac hasta llegar al poblado de Llamac, en donde se toma el carro de vuelta a Huaraz.

Alpamayo

Este es uno de los picos más importantes y populares de la cadena montañosa pero también es uno de los más difíciles de acceder. Su nombre local es Shuytu Rahu, vocablo quechua que significa alto y delgado, pues su forma asemeja a una pirámide casi perfecta.

Para llegar a este gigante nevado es necesario dirigirse hasta la ciudad de Caraz, en donde se realiza el viaje hasta la localidad de Cashapampa y allí se inicia el ascenso hacia el pico.

Las expediciones al lugar duran, aproximadamente, unos 7 a 8 días. Cada uno de ellos tiene unas 5 a 6 horas de caminata, pasando por diversas lagunas y glaciares que te robaran el aliento.

Llanganuco, Cordillera Blanca, Huaraz

La primera parada en esta ruta son las famosas lagunas de Llanganuco. Pozos de agua color turquesa que parecen sacados de un cuento de hadas. Son el maravilloso producto de los deshielos en los nevados Huascaran y Chopicalqui. Desde allí el camino sigue hasta Vaqueria, un sendero considerado como uno de los más bellos en el parque gracias a sus parajes.

Llanganuco, Cordillera Blanca, Huaraz

El segundo y tercer día de este trek van en ascenso, deteniéndose en el Valle Santa Cruz, en donde se tiene una de las mejores vistas que hay de los nevados.

Los siguientes pasos en el sendero son Jancapampa, uno de los lugares en donde se establecen los campamentos y el cual está en frente de un glaciar. Seguido del paseo por el valle de bosques y el paso rocoso Pucajirca, en donde se continua la subida.

Las últimas etapas del camino son Cara Cara y Mesatapa. Es aquí donde se empieza a divisar el imponente Alpamayo. Finalmente, llegas a tu meta atravesando el cruce de Alpamayo.
En este punto, empieza el descenso que consta de unas 5 o 6 horas de caminata hasta llegar al poblado de Hualcayan en donde puedes dirigirte en auto hasta la ciudad de Huaraz.

Santa Cruz 

El sendero hacia el pico Santa Cruz es un poco mucho más corto que el de Alpamayo pero igual de fascinante. Tiene una duración de 3D/4N así que es más apropiado para aquellos que apenas empiezan a aventurarse en el senderismo.

Los tours hacia este nevado empiezan desde Huaraz. Allí se toma un auto hasta el punto más cercano del Parque Nacional Huascarán, el poblado de Vaqueria.  En este punto, acompañados de burros y vacas comienza la caminata hasta el campamento.

El segundo dia de este trek es el mas difícil pues se empieza a ascender por el paso Punta Union, sin embargo, la emoción que se siente al divisar los nevados hace que todo el esfuerzo valga la pena.
En el camino se pueden apreciar las lagunas de Ichiccocha y Jatuncocha, dos de las tantas joyas turquesa que posee el parque. En este punto del trayecto, la vista ofrece la ilusión de estar tocando los nevados.

Por último, se llega al Pico Santa Cruz y de allí se inicia el descenso hasta el poblado de Vaqueria, el cual toma unas 5 horas de caminata.

Llanganuco, Cordillera Blanca, Huaraz

¿Qué llevar?

Repelente de mosquitos, sobre todo en época de lluvias.
Zapatos o botas apropiados para trekking, las caminatas en este lugar son de alta intensidad.
Gafas de sol, la luz en estas montañas se hace más intensa con la cantidad de hielo que hay.
Bloqueador (protector) solar
Medicamentos para el mal de altura, a pesar de que muchos tours ofrecen caminatas de aclimatación, siempre es bueno llevar pastillas contra el mareo como las famosas sorojchi pils. Te enfrentaras a altitudes de más de 4.000 msn.
Dinero en efectivo, la cordillera blanca lo tiene todo, excepto cajeros automáticos.
Botellas de agua mineral, es imprescindible contar con agua potable pues es muy probable que arriba no encuentres.

¿Cuándo viajar?

La mejor época para conocer esta maravilla natural es entre mayo y septiembre. El cielo es azul, el sol brilla en la cúspide de los picos congelados, no hay lluvia y todo se combina en una oportunidad perfecta para recorrer los cerros a pie. La cordillera blanca es el lugar ideal para dejar todo el estrés atrás y vivir una aventura en cámara lenta.

Ariana Lucena, Viajes del Perú
Octubre de 2017
info@viajesdelperu.com

martes, 17 de octubre de 2017

Títulos imprescindibles para conocer la Literatura peruana

Dicen que la mejor manera para conocer la cultura de un país, es mediante su literatura. Y de eso no cabe duda. Los libros son documentos valiosos para nuestra identidad, nos ayudan a entender el contexto en el cual vivimos y a no sentirnos tan solos después de todo.

En el Perú, la literatura ha empezado a agarrar más fuerza con la aparición de nuevos autores y la ayuda de los que ya están consagrados. Resuenan nombres como Mario Vargas Llosa, Oswaldo Reynoso, Julio Ramón Ribeyro, Santiago Roncagliolo, o escritores jóvenes como Jeremías Gamboa, Gabriela Wiener, entre otros.

Ante tantas nuevas alternativas, la tarea de encontrar qué leer o por dónde empezar, se vuelve más ardua. Es por ello que el día de hoy, os traemos una lista de nueve obras escritas por reconocidos autores peruanos que los meterán de lleno en el mundo de la palabra escrita.

EL PEZ EN EL AGUA
de Mario Vargas Llosa (Premio Nobel de Literatura)
“Se podía ser peruano siendo blanco, indio, chino, negro o japonés”

Sobran presentaciones a la hora de hablar de Mario Vargas Llosa. El escritor peruano-español, ganador del Premio Nobel de Literatura en 2010 ha dejado para la posteridad obras como 'Conversación en la Catedral'; 'La ciudad y los perros'; 'Pantaleón y las Visitadoras'; 'La Guerra del Fin del Mundo'; 'La fiesta del chivo', entre otras.

'El pez en el agua' es una obra en la cual Mario descubre, después de llevar toda una infancia llena de engreimientos y consentimientos por parte de su familia y niñeras, que su padre -a quien creía muerto- está vivo. A partir de este momento la vida de Mario cambia por completo. Nace una extraña vocación por escribir como una oposición a la autoridad impuesta por su padre, un hombre duro y violento que no soporta tener como hijo a un niño debilucho y endeble.

La relación complicada con su padre le sirvió de referente para estudiar a todos los estratos y familias del país, llegando a la conclusión de que la vida de los peruanos siempre se iba a ver inmersa en un ambiente de resentimiento y complejos sociales.

Literatura peruana, que leer literatura peruana

A pesar de ser un país de muchas razas, el corto paso por la política del escritor, lo ayudó a comprender que para el peruano los términos “blanco” y “cholo” querían decir mucho más que raza o etnia. Estos términos situaban a la persona tanto social como económicamente.

“Siempre se es blanco o cholo de alguien, porque siempre se está mejor o peor situado que otros”

El pez en el agua, realiza un extenso análisis sobre los casos de racismo y nacionalismo en el Perú, temas favoritos de Vargas Llosa.

LA PALABRA DEL MUDO
de Julio Ramón Ribeyro 

Julio Ramón Ribeyro es considerado el mejor cuentista peruano e incluso –en palabras del mismísimo Mario Vargas Llosa- uno de los mejores de la generación del Boom Latinoamericano.
¿Por qué La palabra del mudo?

“Porque en la mayoría de mis cuentos se expresan aquellos que en la vida están privados de la palabra, los marginados, los olvidados, los condenados a una existencia sin sintonía y sin voz. Yo les he restituido este hálito negado y les he permitido modular sus anhelos, sus arrebatos y sus angustias”.

-Extracto de una carta del autor, enviado al editor, el 15 de febrero de 1973.

Una recopilación de los cuentos más brillantes del cuentista. Divertida, nostálgica, inteligente, las historias retratan la difícil situación que pasan los que viven en los estratos sociales más bajos del país. El libro más vendido, sin duda alguna, del autor.

Literatura peruana, que leer literatura peruana

LOS GALLINAZOS SIN PLUMAS
cuento de “La palabra del mudo” por Julio Ramón Ribeyro

Fue el primer cuento publicado por el escritor.
Efraín y Enrique son dos hermanos que viven explotados por su abuelo Don Santos, quien tiene un problema de cojera por su pata de palo. Todos los días, son mandados por el abuelo a buscar desperdicios de comida para alimentar a “Pascual”, el cerdo que Don Santos cría en un chiquero en el patio y por el cual está completamente obsesionado.

Cada día los hermanos tienen que pasar por barrancos o acantilados para recoger la comida del cerdo. En una de sus tantas expediciones, Enrique encuentra a un perro, se encariña excesivamente y decide llevarlo a la casa. La desgracia ocurre cuando una mañana, en la cual ninguno de los dos hermanos puede ir a buscar comida para Pascual ya que se encuentran enfermos, Don Santos coge al perro de Enrique y lo lanza al chiquero para que el cerdo coma algo.

Cuando el niño descubre lo que sucedió, hará que su abuelo sienta lo mismo que pasó su cachorro adoptado.

EL TARTAMUDO 
de Abelardo Sánchez León

Abelardo Sánchez obtuvo en 1966 el primer premio de los Juegos Florales de la Universidad Católica y posteriormente obtuvo la Beca Guggenheim en 1980. Actualmente es director de la revista Quehacer y docente del Departamento de Comunicaciones de la PUCP.

“Monty atribuía a su tartamudez el fracaso en sus relaciones con otras personas”

Una nueva manera de conocer el Perú a través de la mente de Monty (Ernesto Montoya Harrison), un joven tartamudo de 15 años que vive su adolescencia entre Ancón y Los Cóndores. Monty sufre la burla cruel de sus amigos y familiares debido a su incapacidad para comunicarse eficazmente.

El recorrido temporal de la historia se da entre 1959 y 1984, el tartamudo logra construir un panorama del mundo en su cabeza tras deambular por las distintas clases sociales. Cansado de su incapacidad para comunicarse decide recurrir al “silencio” como última opción.

Su mundo interno comienza a crearse debido a todas las reflexiones que ocurren en su mente pero que lastimosamente no puede expresarlas en palabras.

Literatura peruana, que leer literatura peruana

UN MUNDO PARA JULIUS
de Alfredo Bryce Echenique (Premio Nacional de Literatura 1972, por “Un mundo para Julius”)

Bryce Echenique es otro de los grandes nombres de la literatura peruana junto a Vargas Llosa. Además de haber creado una larga lista de novelas para la posteridad, también ha escrito con maestría libros de cuentos, entre los que destacan 'Huerto cerrado', su opera prima dentro del género o 'Guía triste de París'.

"Sabes que tu vida estará llena de esos momentos, de esa amenaza de pena que ya es tristeza"

'Un mundo para Julius' consagra al autor como uno de los escritores más relevantes de la literatura latinoamericana.

Julius, es un niño que nace en la clase social privilegiada, de extrema sensibilidad, un poco triste y melancólico, intenta encontrar su lugar en un mundo separado por dos realidades: la extrema indiferencia y frialdad por parte de su familia, y el afecto y calor por parte de la servidumbre de la casa.

El niño buscará refugiarse en la servidumbre para obtener un poco de ese cariño que su madre Susan, una peruana de origen inglés y educada en Inglaterra, no le ofrece debido a su actitud frívola y superficial, incapaz de mantener alguna relación afectiva con sus hijos.

El mundo de Julius se ve en problemas cuando el niño entra en una contradicción, al forjar una relación sentimental con este ambiente al cual no puede pertenecer debido a su muy elevada posición social.

Literatura peruana, que leer literatura peruana

NO ME ESPEREN EN ABRIL
de Alfredo Bryce Echenique (como una continuación de Un mundo para Julius)
Manongo Sterne encarna la adolescencia de nuestro inocente Julius.

En el Perú de los 50, el adolescente Manongo Sterne pasa su vida entre colegios de los que es expulsado, piscinas para niños ricos, películas románticas y playas veraniegas. Ya en su adultez, Sterne se dedicará a coleccionar lo momentos más bellos de su infancia para embellecerlos aún más en sus ensoñaciones. Una historia llena de humor y nostalgia, la novela más ambiciosa de Echenique.

LOS INOCENTES
de Oswaldo Reynoso

Recientemente fallecido, Oswaldo Reynoso ha sido otra de las grandes figuras de la literatura peruana. Aunque se inició escribiendo poesía, serían sus obras de ficción las que lo catapultarían a la fama, con 'Los inocentes' como obra cumbre de su prosa.

Colorete, es un joven rebelde quien se encuentra perdidamente enamorado de una hermosa adolescente llamada Juanita. En las fiestas, Colorete se volvía muy tímido, situación que no sucedía en las calles cuando se encontraba con su grupo de amigos o su “collera”.

La historia trata sobre la pandilla de Colorete y la actitud que cada miembro toma ante la sociedad. Un relato dividido en 5 capítulos, cada uno con el nombre de un miembro de la pandilla: Cara de Ángel, El príncipe, Carambola, El Rosquita, y por supuesto Colorete.

“Los inocentes”, incorporó por primera vez en la literatura peruana del siglo XX el lenguaje de los jóvenes de las grandes urbes. Oswaldo Reynoso, logra penetrar en las mentes de los adolescentes, tocando por primera vez temas como la sexualidad en un libro de cuentos para niños y jóvenes.

Literatura peruana, que leer literatura peruana

CONTARLO TODO
de Jeremías Gamboa (considerado una revelación literaria en el Perú por “Contarlo todo”)

Jeremías Gamboa es una de las jóvenes promesas de la literatura peruana, que cosechó toda clase de elogios -incluso del mismo Vargas Llosa- con su opera prima 'Contarlo todo'. Su nombre forma parte de esa nueva hornada de escritores peruanos como Juan Manuel Robles, Renato Cisneros o Gabriela Wiener.

“Estúpido para creérmelo todo, para imaginar que esto es todo lo que necesitaba para hacerlo, salir del baño, sentir el agua helada en el cuerpo, prender la máquina, poner su disco, golpear el teclado, sentir que soy capaz de decir lo que me venga en gana. Escribir…”.

-Extracto del primer párrafo de Contarlo todo.

La novela comienza con la decisión del joven Gabriel Lisboa que lo lleva a sentarse en su escritorio: por fin escribirá un libro y el protagonista de sus aventuras será él mismo.

Contarlo todo, abarca diez años de la vida de Gabriel Lisboa, un chico peruano que vive en la Lima de los años noventa. Su vida cambiará por completo el día que su tío Emilio le presente a Francisco de Rivera, el jefe de la revista Proceso. Lisboa, trabajará durante un verano en la redacción de la revista y después ingresará a la universidad, donde leerá a grandes escritores como Roth o Kureishi, vivirá el primer amor y los desengaños que vienen con eso, hasta llegar a la certeza de que lo único que quiere hacer en su vida es escribir.

Literatura peruana, que leer literatura peruana

LA NOCHE DE LOS ALFILERES
de Santiago Roncagliolo (ganador del premio Alfaguara de novela y del Independent Foreign Fiction Prize)

Santiago Roncagliolo es uno de los escritores más prolíficos del Péru y posee títulos tan magníficos y diversos como como 'Abril Rojo', 'La pena máxima', 'Tan cerca de la vida' o un ensayo sobre el paradero del cuerpo del poeta granadino Federico García Lorca contado a través de la vida del cuentista uruguayo Enrique Amorim: 'El amante uruguayo'.

"¿Por qué ahora? ¿Después de tanto tiempo? ¿Y por qué recordar todo el horror? Me he pasado la vida tratando de olvidarlo".

En 'La noche de los alfileres' cuatro amigos: Beto, Moco, Carlos y Manu luchan durante toda su adolescencia por ocultar su debilidad ante sus compañeros y marcar su territorio.

Literatura peruana, que leer literatura peruana

Esto los lleva a decidir, reunidos en un cóctel, que solo ejerciendo el poder sobre los demás con una furia irracional podrán conseguir dejar una huella definitiva de su existencia.

Años más tarde, ya desde la edad adulta, los cuatro amigos parecen rememorar un acontecimiento dramático de esos años del que solo ellos saben la verdad. ¿Qué ocurrió realmente la noche en que decidieron rebelarse con el mundo?

La noche de los alfileres, es una historia de violencia protagonizada por unos jóvenes que rompen toda barrera entre el bien y el mal para alcanzar sus objetivos.

(…)

Si aún no tienes suficiente con esta selección de obras, el escritor peruano Ricardo Sumalavia, nos presenta su libro “Selección Peruana 2000-2015”, en el cual se seleccionan a 11 cuentistas jóvenes peruanos nacidos a partir de 1975: Jeremías Gamboa, Sergio Galarzar, Daniel Alarcón, Carlos Yushimito, Dany Salvatierra, Katya Adaui, Claudia Ulloa, Jorge Vargas Prado, Gabriela Wiener Francisco Ángeles y Pedro José Llosa.

Esta antología incluye un cuestionario de 9 preguntas hechas a cada cuentista acerca de la situación de la narrativa actual y su condición de literatos en la actualidad. ¡No tenemos excusas para comenzar a leer lo mejor de la literatura peruana!

Senna Gonzalez, Viajes del Perú
Octubre del 2017
info@viajesdelperu.com

sábado, 14 de octubre de 2017

Visitamos la muestra 'Nasca' en el MALI

El día de hoy visitamos la exposición "Nasca" que tiene lugar en el interior del Museo de Arte de Lima (MALI) la cual, pese a estar programada desde el 21 de junio al 1 de octubre, fue ampliada hasta el próximo domingo 15 de octubre por la buena acogida que recibió entre la crítica y visitantes tanto nacionales como extranjeros.

El recorrido que plantearon los curadores de la expo, Cecilia Pardo (MALI) y Peter Fux (Museo Rietberg) es una joya que discurre a través de las salas temporales 1, 2, 3, y 4 del museo, donde podremos admirar más de 300 piezas que incluyen cerámicas, textiles, instrumentos, además de videos y proyecciones animadas en 3D con las deidades y mapas que trazaron una de las culturas más antiguas y enigmáticas de Sudamérica.

Tras su exposición en Lima, la muestra "Nasca" visitará la ciudad de Zürich y finalizará en la ciudad alemana de Bonn.

Si bien las Líneas de Nazca son las creaciones más reconocidas de esta cultura, el Perú tiene la increíble suerte de ser uno de los pocos países que conservan textiles de una cultura milenaria.

Este hecho pudo darse por dos razones: el uso de la fibra de llama (de mayor durabilidad que la de otros animales) y el clima seco que predominaba en los valles del actual departamento de Ica, zona en la que se desarrolló esta cultura entre los siglos I al VII.

¿Qué encontramos en la exposición Nasca del MALI?

La muestra, como nos comenta nuestra guía, no está ordenada por orden cronológico (Nazca temprano, intermedio y tardío), si no en base a distintos temas como tecnología, instrumentos, textiles o cerámicas.

En cuanto a la tecnología sorprende ver el desarrollo que tenían en cuanto al manejo de recursos hídricos para la agricultura, como los distintos canales de riego o la creación de puquios que recogían el agua existente en el subsuelo para abastecer las cosechas durante el año.

De hecho, el afloramiento del agua era para los nazca un acontecimiento mágico, sacro, y es por ello que decidieron construir la ciudad sagrada de Cahuachi (capital de la cultura Nazca) junto al río Nazca, a 42 Km del mar de Ica.

Algunas piezas de cerámica que vemos en la primera sala muestran la importancia que tenía para los nazca el germinar de los sembríos que podía equiparse al germinar de la vida.

Es por ello que en la iconografía nazca vemos constantemente cabezas de las que surgen otros elementos a través de sus bocas, como si éstas fueran semillas de las que emergen otras creaciones.

Observamos cerámicas con formas de tubérculos como la jíquima (actualmente extinta en el Perú), el camote, maíz, o frutas como la lúcuma.

En el lado opuesto de la sala encontramos referencias al mar y a la importancia que daban los nazca a la pesca, con personajes mitológicos que acarrean peces o figuras de pájaros marinos que representan la fertilidad del mar y el buen estado de sus costas.

Instrumentos Nasca

Desde que el visitante pone los pies en las salas de la muestra Nasca del MALI se tiene la sensación de estar en un plano paralelo en el que podemos adentrarnos a los secretos de esta enigmática civilización. Los sonidos de antiguas antaras (especies de zampoñas) acompañan todo el recorrido de las 4 salas como un testigo viviente de aquella civilización milenaria.

Además de auténticas antaras de cerámica expuestas en vitrinas, el visitante puede escuchar el sonido de las mismas en una aplicación con audífonos (auriculares) que se encuentra en un lateral.

Al adentrarnos a otra sala nos recibe en el centro de un foco de luz un gran tambor ceremonial de cerámica en el que cinco criaturas sobrenaturales cargan cabezas ofrecidas en sacrificio. Este tambor con forma de enorme vasija podía tocarse tumbado o semienterrado en la tierra.

Deidades Nasca

Pero sin duda alguna lo que más sorprende de la exposición está en la sala central, donde se muestra a un ser mítico antropomorfo animado en 3D. La cerámica de este ser antropomorfo, también llamado 'ser enmascarado' se encuentra en la sala y aunque no se sabe con certeza qué representa, se cree que pudo ser un sacerdote bajo los efectos del San Pedro (planta alucinógena ceremonial) o un Dios, teoría que podría confirmarse por la nariguera bucal y una diadema de oro.

Esta deidad tiene un mono sobre su cabeza, san pedro en los costados y agarra a un hombre y una mujer, que tienen instrumentos musicales y cabezas ceremoniales. La base está compuesta por cabezas, las cuales eran ofrecidas a los dioses en sacrificio cuando se daban desastres naturalezas o se producían sequías.


Otras cerámicas en la sala nos muestran dibujos en los que los cuerpos, tras ser decapitados, eran entregados a animales carroñeros como gallinazos u otros felinos.

Textiles funerarios

Los textiles son otra de las grandes maravillas de la cultura Nazca, que se han mantenido en un estado increíble de conservación tras más de 1.700 años de antigüedad. Como escribíamos al comienzo del post, esto hace que el Perú sea uno de los pocos países que guarda textiles de culturas milenarias.

En la muestra encontraremos textiles procedentes de la necrópolis Wari Kayán (200 a.C a 150 d.C.) descubierta por el arqueólogo Julio C. Tello en 1927 con más de 429 fardos funerarios, y de la ciudad sacra de Cahuachi. En las vitrinas podremos observar auténticas obras de arte que incluyen dos mantos, un tejido de red, un paño de algodón y un vestido.

Exposicion Nasca MALI, Cultura Nazca

La complejidad de estas prendas elaboradas con lana de vicuña no ha podido ser replicada a día de hoy. La fibra de este animal propició también una tonalidad de 7 colores con los que se obtuvieron 190 gradaciones de color y que aún mantienen una impecable intensidad nunca antes vista en textiles de estas edades.

Cada momia poseía diseños únicos en las telas que envolvían sus fardos. Las telas podrían -y trataré de no ser exagerado- estar expuestas en cualquier pasarela de modas del mundo.

Exposicion Nasca MALI, Cultura Nazca

Líneas de Nazca y Palpa

La última sala está dedicada a los geoglifos de Palpa y las más conocidas Líneas de Nazca. De hecho se considera que las Líneas de Palpa fueron el antecedente de las Líneas de Nazca, al estar las primeras en la elaboradas entre los poblados de Sacramento, Pichango y Llipata en las que el viento no tendría la posibilidad de erosionarlas. Se puede decir que estos 600 geoglifos son las pruebas previas a las Líneas de Nazca.

En la sala podemos ver imágenes de las líneas tomadas por dron a través del uso de mappings (proyeccciones con luz) en dos maquetas. La sala completa la información sobre estas líneas Patrimonio Mundial de la Humanidad con otros recursos audiovisuales como fotografías o video-documentales.

Exposicion Nasca MALI, Cultura Nazca

La muestra 'Nasca' no puede dejar a nadie indiferente. Solamente el hecho de ver la iconografía de estos ancestros peruanos -tan ligado a lo sacro y a lo mágico- junto a la finura de sus textiles, evocarán en nuestros sentidos una vuelta al pasado, a un mundo dominado por seres con grandes ojos deformados por el San Pedro y la fiesta del ciclo de la vida y la muerte, en un baile que ha perdurado durante miles de años. Quedan pocos días, ¡no dejen de ir!

Francis, Viajes del Perú
Octubre del 2017
info@viajesdelperu.com

miércoles, 11 de octubre de 2017

El Valle Sagrado del Cusco

El Valle Sagrado del Cusco o Valle Sagrado de los Incas comprende el espacio situado en el luminoso y verde valle del río Urubamba, a 15 Km al norte de la 'Ciudad Imperial'. Sus principales atracciones son las ruinas de Pisac, Chinchero Ollantaytambo, aunque el Valle Sagrado es también un lugar ideal si queremos disfrutar de la naturaleza, hacer rafting o practicar escalada.

Además de decenas de pequeñas agencias repartidas en la ciudad, en prácticamente todos los hoteles o hostels de Cusco se ofrecen tours diarios para visitar el Valle Sagrado. Una opción que pueden utilizar los viajeros es llegar hasta Ollantaytambo con estos tours y de ahí tomar un tren hasta Aguas Calientes, el pequeño pueblo turístico junto a Machu Picchu.

*Recordamos que para entrar en las ruinas del Valle Sagrado es necesario el Boleto Turístico del Cusco, del que podéis encontrar más info en este post.

¿Cómo llegar al Valle Sagrado?

Además de los tours diarios que ofertan las citadas agencias cusqueñas, es posible desplazarse en bus a través de los más de 100 Km de trayecto que unen Cusco con Ollantaytambo. Los buses directos a Ollantaytambo salen cada 15 minutos por S/ 15 (US$ 4,5).

El trayecto clásico del Valle Sagrado comienza en el pueblo de Pisac o Pisaq, a unos 45 minutos de Cusco. Se puede llegar desde Cusco tomando un bus en la Calle Puputi (a 15 minutos de la Plaza de Armas) por S/ 7 (US$ 2).

De ahí caminaremos unos minutos hasta llegar al bonito pueblo colonial de Pisac y visitar su famoso mercado artesanal y ruinas incas. Existe también la opción de llegar en taxi a Pisac por unos S/ 50-S/ 70 (entre US$ 15/US$ 20), aunque se puede ahorrar un dinero si se comparte el viaje con otros viajeros en taxis "colectivos" por S/ 10 (US$ 3) que se encuentran junto al terminal de autobuses.

Desde Pisac podremos tomar un bus a Urubamba en unos 30 minutos y de ahí a Ollantaytambo. Estos buses tienen unos precios entre S/ 5 y S/ 10 (US$ 1,5/US$ 3). El viaje en bus desde Cusco a Urubamba nos tomará una hora y media con un precio de S/ 6. Todos los autobuses desde Cusco para visitar el Valle Sagrado salen desde la Calle Pavitos o Calle Puputi.

A la vuelta desde Ollantaytambo a Cusco puede tomar colectivos en la Plaza del pueblo por unos S/ 20 (US$ 6).


¿Qué ver en el Valle Sagrado?

Pisac

Podemos decir que Pisac (33 Km al noroeste de Cusco) es la entrada al Valle Sagrado de los Incas. Además de su pueblo colonial podemos visitar su imprescindible mercado y las ruinas de fortaleza inca que se levanta sobre la pendiente de una montaña.

El mercado de Pisac es el más grande y turístico de toda la región del Cusco. Este mercado ha cobrado tanta importancia en los últimos años, que prácticamente todos los habitantes del pueblo exhiben algún tipo de artesanía alrededor de las puestos que pueblan las calles hasta la Plaza de Armas. Los días oficiales del mercado son martes, jueves y domingo, aunque se recomienda visitarlo lunes, miércoles, viernes y sábado para evitar aglomeraciones.

En Mariscal Castilla pueden observarse castillos en los que viven cuyes (conejillos de Indias) y varios hornos de barro en los que se preparan empanadas y panes. Cerca del pueblo (1,5 Km) se puede pasar un rato agradable en el Club Royal Inca, que por una entrada de S/ 10 permite un baño en su piscina, pasear por sus zonas verdes o acceder a su restaurante. facebook.com/pages/Hotel-Royal-Inca-Pisac-Cusco-Peru/

Las ruinas de la ciudadela inca de Pisac se encuentran en la cima de una colina y sirvieron como puesto de vigilancia en la entrada del Valle que dirigía a la Ciudad Imperial de los incas. La misma National Geographic asegura que las ruinas de Pisac son una de las construcciones incas que no se pueden perder después del Machu Picchu.

En Pisac podemos encontrar toda la riqueza de la arquitectura inca, con residencias, observatorios astronómicos, templos, sus famosas terrazas verdes en los flancos meridional y oriental, e incluso el cementerio antiguo más grande de Sudamérica

Pisac, Valle Sagrado, que ver en Valle Sagrado, Tour Valle Sagrado, Valle Sagrado de los Incas

Para llegar a estas ruinas desde Pisac no hay un transporte público, así que tenemos dos opciones: Ir en taxi hasta la parte alta antes de la entrada por S/ 25, o caminar los 4 Km de dura subida. En la entrada tendremos que presentar el mencionado Boleto Turístico.

La visita puede tomarnos unas 2 horas de forma relajada. La vuelta al pueblo puede hacerse por un bonito sendero que discurre por la ladera de la colina con una hora de duración.

Urubamba

Desde el puente del centro de Pisac parten buses a Urubamba por S/ 2 con un trayecto de algo más de 30 minutos. En el camino pasaremos por poblados como Yucay y Huarán, que poseen restaurantes y alojamientos de lujo y que pueden ser un punto intermedio para conectarnos con la naturaleza. Una opción más rápida aunque menos económica es coger un taxi desde Pisac hasta Ollantaytambo por unos S/ 80. 

Urubamba se considera un punto intermedio antes de continuar hasta Ollantaytambo, desde donde podremos organizar actividades como excursiones a caballo, ciclismo de alta montaña, parapente, sobrevuelos en globo aerostático, senderismo, o un circuito de escalada en roca como la conocida vía ferrata. De ahí se puede bajar al Valle caminando o con tirolina.

Desde Urubamba parten además otras dos excursiones que deberíamos realizar si estamos visitando el Valle Sagrado: Moray y las Salineras de Maras.

Antes de dejar Urubamba podemos comprar una pieza de cerámica típica del pueblo en alguna de las tantas galerías que hacen demostraciones de creación de cerámica en distintos tipos de diseños andinos. Uno de los artistas más reconocidos de la zona es Pablo Seminario, el cual no duda en explicar a los visitantes cualquier duda que tenga sobre sus creaciones.

Urubamba, Valle Sagrado, que ver en Valle Sagrado, Tour Valle Sagrado, Valle Sagrado de los Incas

Cerca de Urubamba se encuentra también el Museo Inkariy (Calca) con ocho salas en las que se recrean escenas de las diferentes culturas que poblaron el Perú, como la Caral, la Chavín, la Moche, la Paracas, la Wari, la Nazca y la Inca. HORARIO: Lun-Dom de 10.00 a 18.00 horas. Entrada General S/ 30. http://www.museoinkariy.com/

Chinchero

Chinchero es un pequeño poblado ubicado a 3.762 msnm y desde donde los incas creían que nacía el arcoiris, por eso el sobrenombre de la ciudad del Arco Iris. Los alrededores de Chinchero poseen unas vistas únicas, al estar flanqueado por los nevados de Salkantay, Verónica y Soray

Si partimos desde Moray, Chinchero se encuentra a 30 minutos en auto. En el pueblo se puede visitar la Iglesia de Nuestra Señora de Monserrat, edificada sobre las ruinas del Palacio de Túpac Yupanqui en 1607. Es destacable el altar mayor tallado en pan de oro dedicado a la Virgen de la Natividad. De sus paredes cuelgan obras de Diego Quispe Tito, máximo representante de la escuela cusqueña.

Se puede acceder a las ruinas incas de Chinchero desde la Plaza principal. Aunque no tan "impresionantes" como las de Pisac u Ollantaytambo, merece la pena caminar el verde reciento que nos aguarda bajo el azul imponente de los cielos de la altura cusqueña que se encuentran rodeados por los nevados cercanos.

Chinchero, Valle Sagrado, que ver en Valle Sagrado, Tour Valle Sagrado, Valle Sagrado de los Incas

Antes de partir deberíamos dedicar también unos minutos a recorrer la feria dominical de Chinchero, donde podremos encontrar algunas piezas de artesanía, souvenirs, o los famosos textiles de la zona, que son confeccionados por asociaciones de artesanos del poblado.

Ollantaytambo

El encantador pueblo de Ollantaytambo (al que suelen llamar Ollanta tanto locales como turistas) es la mayor expresión de la arquitectura inca, casi intacta desde el siglo XIII. Sus innumerables callejitas retorcidas, los canales de agua que la surcan, las casitas bajas y el caminar sigiloso y tímido de sus habitantes, otorgan a Ollantaytambo un misticismo digno de ser el punto final del recorrido antes de tomar el tren hasta Aguas Calientes para subir al Machu Picchu.

Las ruinas incas de Ollantaytambo están a 3792 msnm y se levantan sobre dos montañas que tenían un sentido estratégico para dominar el Valle Sangrado; fue, además de un complejo militar, un centro religioso, administrativo y agrícola.

Podremos llegar a la parte alta del complejo arqueológico de Ollantaytambo tras subir 150 escalones de piedra. La vista que se tiene desde la parte más elevada del complejo es increíble y nos muestra unas imágenes preciosas del pueblo y parte baja del complejo.

Pisac, Valle Sagrado, que ver en Valle Sagrado, Tour Valle Sagrado, Valle Sagrado de los Incas

Junto al complejo arqueológico podremos visitar el Mercado de Ollantaytambo, enfocado a los turistas y donde podremos comprar -si es que aún no lo hicimos en Pisac, Urubamba o Chinchero- un souvenir para llevarnos de recuerdo.

¿En cuántos días puedo visitar el Valle Sagrado?

En verdad dependiendo del tiempo que tengamos programado para nuestra visita al Cusco, podremos organizar de la mejor forma nuestro viaje al Valle Sagrado de los Incas. 

Lo recomendable en nuestra opinión es visitar el Valle Sagrado junto al Machu Picchu en TRES DÍAS.

El visitante puede dirigirse en bus hasta Pisac, visitar sus ruinas y su mercado en unas 4 horas, para viajar hasta Urubamba y de ahí a Ollantaytambo. Llegaremos en la tarde con tiempo aún de tomar el tren hasta Aguas Calientes y buscar nuestro alojamiento (mejor si lo tenemos reservado de antemano). 

A la mañana siguiente tomaremos temprano el bus hacia Machu Picchu para comenzar nuestro ascenso hasta la ciudadela inca. El tour guiado nos puede tomar unas dos horas, más otras dos si es que hemos comprado nuestro boleto con ingreso al Huayna Picchu. Tendremos tiempo para regresar a Aguas Calientes, conocer sus famosas aguas termales y regresar a Ollantaytambo.

Desde Urubamba parten además otras dos excursiones que deberíamos realizar si estamos visitando el Valle Sagrado: Moray y las Salineras de Maras.

Tras conocer mejor Ollantaytambo y pasar la noche allí nos levantaremos temprano para comenzar nuestro recorrido hasta Urubamba, y de ahí tomar un bus para conocer las Salineras de Maras y las terrazas de Moray. En la tarde tomaremos un bus de regreso a Cusco.

Sin duda alguna el viaje a través del Valle Sagrado es el más demandado de Perú y representa su misma esencia. Un viaje único y mágico del que, estamos seguro, nadie saldrá indiferente.

Octubre del 2017
info@viajesdelperu.com

martes, 10 de octubre de 2017

Caral, la ciudad más antigua de América

La ciudad más antigua de Sudamérica y el Caribe se encuentra en Perú y su nombre es Caral. Erigida en pleno desierto, esta impresionante ciudad de 5.000 años tiene una antigüedad comparable a las civilizaciones de Mesopotamia o China.

Su descubrimiento en 1994 deslumbró al mudo arqueológico, siendo declarada en el año 2000 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Si lo que buscas es un viaje lleno de riqueza cultural en el Perú, Caral este es el lugar adecuado.

Se cree que el lugar funcionaba como una capital económica, dada su expansión de casi 66 hectáreas. Los habitantes de este impresionante lugar pertenecían a la civilización Caral, una cultura caracterizada por el comercio de productos marinos y la confección de herramientas como los Quipus, un artefacto que servía como medio para llevar estadísticas o guardar mensajes.

Caral, como llegar a Caral, que hacer en Caral, Ruth Shady

¿Cómo llegar a Caral?

Caral se ubica en el Valle fértil del río Supe en la provincia de Barranca, departamento de Lima (a 184 Km de la capital), y tiene sus orígenes en el periodo arcaico tardío de los Andes Centrales.

El viaje hasta Caral es aproximadamente de cuatro horas desde Lima. Para llegar, debemos tomar un bus interprovincial hasta el poblado de Barranca, y una vez allí, dirigirnos hasta el mercado local, en donde podrás tomar un taxi colectivo hasta Caral.

Para el ingreso al recinto arqueológico existen dos formas de llegar: directamente en auto o taxi o bajar en el ingreso peatonal y hacer una caminata de 20 minutos hasta el lugar.

Los horarios de visita son de lunes a domingo de 9.00 hasta las 17.00 horas, con un coste de S/ 11 (entrada general), S/4 para estudiantes o profesores y S/ 1 para niños.

Descubrimiento de Caral

En 1994, la arqueóloga y antropóloga, Ruth Shady y su equipo comenzaron sus excavaciones en medio del Valle de Supe. A pesar de que tenían indicios de lo que se escondía bajo aquellas montañas de arena, jamás pensaron que descubrirían la primera ciudad de América. Enterrada en medio del desierto norteño los esperaba una pequeña Atlantis que poco a poco fue desvelando sus secretos.

Caral, como llegar a Caral, que hacer en Caral, Ruth Shady

Sin embargo, fueron Paul Kosok y Richard Schadael quienes empezaron a llamar la atención sobre Caral en 1949.  En un informe publicado en el libro “Life, Land and Water in Anciente Peru” Kosok mencionó que la ciudad debía ser muy antigua pero no podía saber qué tanto.

40 años mas tarde, Shady se encargó de las excavaciones en el lugar e identificó cuatro zonas a las que llamó Caral, Lurahuasi, Miraya y Chupacigarro.  En los años siguientes muestras de carbono provenientes del lugar comprobaron la antigüedad de esta civilización y la ubicaron junto a las más antiguas del mundo.

¿Qué ver en Caral?

El lugar está divido en sectores tales como la Zona Nuclear, la cual contiene 32 estructuras y algunas zonas residenciales. Esta se divide a su vez en Caral Bajo y Caral Alto. En este último puedes observar edificaciones como la Pirámide Central, la Pirámide la Cantera, la Pirámide Mayor y Menor. También se pueden observar zonas residenciales que denotaban la clase social de sus ocupantes y que están anexas a los edificios piramidales.

Entre 1000 a 3000 personas vivieron sus vidas entre las míticas pirámides de esta ciudad sagrada. Como muchas otras civilizaciones antiguas, Caral se dividía en clases sociales bastantes estrictas.

Unos se encargaban de la mano de obra (pesquería y construcción) y otros de la toma de decisiones (religión y política). La base de su orden jerárquico radicaba en la religiosidad, siendo un pueblo profundamente ligado a sus creencias.

En la parte baja puedes ver el anfiteatro, el Templo de la Banqueta y el Templo del Altar Circular. En estos complejos se desarrollaban los actos ceremoniales y sacrificios humanos.

Caral, como llegar a Caral, que hacer en Caral, Ruth Shady

¿Qué llevar a Caral?

Cabe destacar, que Caral es una ciudad soleada, es por ello que al momento de visitarla es recomendable usar lentes de sol, bloqueador (o protector solar) y algún sombrero o gorra.

También debes estar preparado para una buena caminata, el tour por el lugar puede tardar unos minutos dada la extensión del lugar pero es una visita maravillosa. El centro arqueológico también cuenta con un pequeño restaurante, baños y una tienda de recuerdos.

El ambiente terroso, ocre, el aire del desierto andino y una ciudad que parece construida en el medio de la nada, aportan a esta visita un aura mística que no puede dejar indiferente a ningún visitante. Las almas de los hombres que habitaron estas ruinas hace 5.000 años parecen querer decirnos aún algún secreto al oído mientras cruzamos lentamente las paredes de piedra del recinto.

Ariana Lucena, Viajes del Perú
Octubre del 2017
info@viajesdelperu.com