miércoles, 13 de diciembre de 2017

Perú en 18 días por Sergio Rodríguez

Recientemente estuvo viajando por el Perú el chef Sergio Rodríguez de Bilbao (@blackpulletchef), así que no quisimos perder la oportunidad para pedirle el favor de que escribiera su experiencia en nuestra sección de Crónicas Viajeras.

Sobra decir que estamos agradecidos de corazón a Sergio por tomarse el tiempo de escribir esta guía práctica sobre la aventura que vivió durante estos días en el país. *Los enlaces y negrita son agregados nuestros al texto de Sergio. A continuación su relato:

Día 1: Llegada a Lima

Con los nervios a flor de piel nos montamos en el coche para ir de Bilbao a Madrid y hacer nuestro tan deseado viaje a Perú. Tomamos el avión temprano en Barajas y llegamos casi al mediodía al Aeropuerto Jorge Chávez de Lima. Como ya nos habían dicho antes de llegar, pasamos los primeros taxis de la puerta y preguntamos precios a los que estaban cruzando el parking. S/ 40 (unos 12 euros).

En este blog habíamos leído también que existe un servicio de bus hasta Miraflores, pero sinceramente -y como éramos 3 a pagar- quisimos ir más cómodos hasta nuestro hotel. Como la mayoría de los turistas, optamos por quedarnos en Miraflores, en el hotel El Dorado compartiendo los 3 una pequeña habitación. Pagamos S/ 200 más o menos por cabeza. Esperábamos un poco más del hotel, aunque el servicio fue atento y no tuvimos incidentes.

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru

El hotel estaba junto a la Avenida Larco y cerca de casi todo: restaurantes, tiendas, museos, y el conocido Parque Kennedy, donde hay decenas de gatos que la gente suele abandonar. Ya nos habían dicho que era el barrio más seguro, pero también el más turístico y por tanto, menos "real" de Perú.

Como llegamos sin un plan definido, y como soy chef preferí optar por el tan de moda "turismo gastronómico" durante 3 días antes de comenzar el viaje al sur del país. Optamos por viajar sin prisas y aclimatarnos bien en Lima. Tras dormir una buena siesta, la primera noche fuimos uno de los mejores restaurantes de Lima Malabar (sin reserva) y pudimos pillar mesa. Pese a estar en la lista de los 50Best de Latinoamérica he de decir que no me sorprendió demasiado, quizás haya que darle una segunda oportunidad... 

Día 2: Conociendo Lima

Nos levantamos también sin prisas (9.00 am), desayunamos en el hotel y nos vamos al Centro Histórico de la ciudad. Hacemos un recorrido por la Catedral en la Plaza de Armas y vamos a las famosas Catacumbas del Convento de San Francisco. Casi al mediodía decidimos probar el famoso "pisco sour" en el lugar donde dicen que se crea la receta actual, el Hotel Maury. No le ponen hielo. Es cierto lo que dicen, sube a la cabeza rápido.

Nos perdemos conocer el Barrio Chino, donde dicen que hay varios chifas (fusión chino-peruana) tradicionales con un buenísimo pato a la pekinesa y dejamos también la Huaca Pucllana. Tomamos directamente un taxi seguro a Barranco a través de la aplicación de Taxi Beat por S/ 17. Por cierto, para tener internet y número móvil peruano compramos una tarjeta de la compañía BITEL por S/ 10 (3 euros) en un lateral del Parque Kennedy (junto al Metro 24 horas). Super sencillo.

Ya en Barranco vamos a comer a un buffet llamado Puro Perú que nos recomiendan para probar un poco de la famosa gastronomía peruana (creo recordar que pagamos S/ 75 sin bebida). Increíble el sabor del ceviche y una variante con crema de ají llamada "tiradito". Mezclas de cebolla, limón y un sabroso picante en su preparación. Probamos otros platos excelentes como la causa o platos criollos como el arroz con pato, el seco con frijol o el rocoto relleno, típico de la ciudad de Arequipa.

Tras comer vamos paseando hasta la Plaza de Barranco (a unos 15 minutos a pie del local) y conocemos el Puente de los Suspiros, su bonita iglesia, el mirador y la Bajada de Baños. Barranco nos encanta por el ambiente de barrio tan auténtico y sus bonitas calles con casonas coloniales.

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru

Por la noche queremos ir a comer a Panchita, el conocido restaurante del chef Gastón Acurio pero parece que hay un problema en la reserva que nos incomoda. Le ponemos la cruz. Llamamos a otro de los conocidos restaurantes de Lima, Fiesta Chiclayo Gourmet y nos reservan mesa en ese momento. El mero y el cordero que comemos es una "fiesta" como bien dice el nombre, para los sentidos. Es sábado y estamos a un paso de Barranco, así que salimos por el barrio. Visitamos la Noche de Barranco y el Ayahuasca Bar, donde nos dicen que hacen buenos cóckteles.

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru, Fiesta Chiclayo Gourmet


Día 3: Mercado y culminación gastronómica

El día de hoy queremos tomarlo con más calma. Salimos del hotel sobre las 10.30 am y nos vamos a conocer el Mercado de Surquillo Nº1 que nos recomiendan, relativamente cerca del hotel (S/ 6 en taxi de la calle). Para un chef descubrir tantas variedades de patatas, de ajíes y frutas como la lúcuma, la granadilla o la carambola es abrir los sentidos a nuevos sabores y olores que embriagan.

Hablamos con las señoras dependientas de las fruterías y tiendas de especias, que nos dan una cátedra sobre lugares de producción, variedades de productos y riqueza culinaria de cada zona de Perú. Sobre las 12.00 pm nos recomiendan comer en la cevichería que se encuentra en el mercado llamada El Cevichano (es la misma que nos recomendaron antes de llegar). Nos comemos un platazo de ceviche por S/ 20 (5 euros) que nos sienta de maravilla.

el viaje de Sergio, Chef vasco en Peru, Mercado de Surquillo, el cevichano

Nos han hablado muy bien del café peruano, así que nos vamos a conocer el Neira Café Lab, que tiene variedades de café de las zonas de Chanchamayo, San Ignacio y Jaén. Tardan bastante en servir el pedido, pero el café es realmente bueno, con unos toques achocolatados y una suave acidez cítrica que invade nariz y boca con una explosión de aroma.

Descansamos esa tarde en el hotel antes de culminar el día con la mejor experiencia culinaria del viaje. Acudimos esa noche a Maido, del chef Mitsuharu Tsumura (conocido como Micha) para probar la tan famosa comida Nikkei (fusión peruano-japonesa). He de decir que fuimos a cenar a Maido tan solo dos días antes de que obtuviera el primer puesto en los 50Best de Latinoamérica 2017, aunque sin duda lo tiene sobradamente merecido. Cada plato fue un descubrimiento y una innovación genial de su chef, que ideó un menú en base a 15 pasos con lo mejor del mar peruano. Increíble experiencia que no puedo dejar de recomendar a todo foodie que se precie.

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru, Maido

Día 4: Arequipa

Decidimos por tiempo ir directamente a Arequipa aún sacrificando Ica, la Huacachina, la Reserva de Paracas y las Líneas de Nazca. Sobre las Líneas de Nazca hay quien dice que son algo espectacular y hay quien dice que desde la avioneta apenas son visibles. La verdad es nos quedaremos con la duda.

Salimos esa mañana temprano del hotel (6.00 am) y cogemos el avión a Arequipa en el aeropuerto Internacional Jorge Chávez a las 8.50 am. Tras una 1h 20min llegamos a la ciudad de Arequipa, con un cambio radical del paisaje. La ciudad nos recibe con una luminosidad característica, quizás por eso la llamen la Ciudad Blanca.

Desde el aeropuerto tomamos un taxi hasta la casona en la Calle Jerusalen y de ahí a la estación de buses de Arequipa. Por ser día de Censo Nacional (vaya qué casualidad) tenemos la estación de buses cerrada pero con una fila de Vans a la espalda. Nos cobran S/ 25 por llevarnos al Cruce de Patahuasi en un trayecto de hora y media.

El viaje de Sergio, Chivay, guia de viajes peru

En la Van (que compartimos con 12 personas) damos buena cuenta de una lata de sardinas, paradójico teniendo en cuenta que el día anterior hemos vivido una de las mejores experiencias culinarias de nuestras vidas. El ambiente se va volviendo desértico, casi nos recuerda a esas películas americanas del oeste. Nos quedamos a dormir en el cruce en una pequeña casa donde cenamos sopa de gallina.

Día 5: Chivay

El famoso mal de altura hace mellas en la tripulación. A mi hermano comienza a agobiarle y deserta para volver a Arequipa. Yo sigo junto a mi otro amigo y a las 7.00 am tomamos el bus morado de línea "Milagros" que por S/ 8 (2,20 euros) nos lleva a Chivay.

El viaje de Sergio, Chivay, guia de viajes peru

Al llegar buscamos un hospedaje en la Plaza de Armas del pueblo por S/ 70 la habitación doble. Este día damos un pequeño paseo por los alrededores. Nos apetece descansar y no andar con prisas. Desde Chivay y recogidos en el hotel contratamos un tour junto a la Plaza por S/ 40 al Cañón del Colca y la Cruz del Cóndor.

Día 6: Cañon del Colca-Cusco

Nos levantamos temprano para comenzar el tour en el Cañón del Colca parando en lugares muy turísticos donde se hacen bailes, nos muestran artesanía, vemos llamas... Nadie nos contó que es necesario pagar S/ 70 (20 euros) para adquirir un Boleto Turístico que permite ver el Cañón del Colca. Se puede comprar en Chivay o en Cabanaconde.

En la Cruz del Cóndor efectivamente vimos varios cóndores, un macho y varias hembras, que son de tamaño más pequeño. El tour no dura demasiado y creemos que vale la pena.

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru

Regresamos a Chivay y de ahí marchamos a la 1.00 pm de nuevo para Arequipa en un viaje de 3 horas. Al llegar comemos en el famoso restaurante Chicha de Gastón Acurio, donde probamos la carne de alpaca y una versión del famoso rocoto relleno arequipeño.

El viaje de Sergio, Chivay, guia de viajes peru

Tras la comida paseamos por la bonita ciudad de Arequipa y conocemos la Plaza de Armas con su catedral hecha en sillar blanco, callejeando junto al Monasterio de Santa Catalina y otras calles aledañas. Nos hubiera gustado pasear más pero regresamos al hotel a preparar el equipaje. Aunque no nos gusta viajar de noche compramos el billete que sale a las 8.30 pm hacia Cusco con la compañía de buses Flores. Pagamos S/ 50 (15 euros) con cena y sillón reclinable 160º. Son 10 horas de viaje desde Arequipa a Cusco. La verdad es que fuimos muy cómodos.

Día 7: Cusco 

Al llegar a Cusco buscamos alojamiento en el hotel Cusco Inn por unos S/ 260 (70 euros) en habitación doble con desayuno. El hotel nos encanta, servicio excelente, todas las comodidades, luminoso y tranquilo. Hacemos una pequeña ruta de tres horas por la ciudad y conocemos la Plaza de Armas y la Catedral (entramos a visitarla algo más de una hora por S/ 25), el Mercado de San Pedro, la clásica Piedra de los 12 ángulos y el Q'oricancha desde fuera. Queremos dejar algo para visitar a nuestra vuelta del Machu Picchu.

Vamos a comer al Chicha de Cusco (repetimos Chicha tras probar también el de Arequipa). En esta ocasión comemos un plato en base a quinua de la zona que nos parece una exquisitez. También probamos el famoso cuy (conejillo de Indias), que aunque suene a tópico, nos sabe a liebre. Aprovechamos la tarde para comprar el billete de tren en la oficina de Inca Rail que nos llevará de Ollantaytambo a Aguas Calientes. Precio: la sablada de US$ 120.

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru

En la noche tomamos una cerveza en la Plaza de Armas y vamos temprano al hotel para descansar.

Día 8: Valle Sagrado-Ollantaytambo

En la mañana tomamos un colectivo hasta Pisaq (S/ 4) para conocer el famoso mercado. Por cierto amigos, en Cusco hay que comprar otro Boleto Turístico que nos cuesta nuevamente S/ 70. Tendremos que presentarlo en casi todas las ruinas incas del Valle Sagrado.

En el mercado compramos para las chicas de la familia unos chals de alpaca (o eso nos dijeron) por S/ 15, pirita y piedras de serpentina (el mineral de Machu Picchu). Desistimos de conocer las ruinas que se encuentran tras una caminata de casi una hora de duración. Tomamos un café en la Plaza de Pisaq y cogemos una Van hasta Urubamba que nos cobra otros S/ 4.

Aunque queríamos ir directamente a Ollantaytambo nos dicen que no hay transporte directo por lo que tenemos que hacer el trasbordo en Urubamba. El Valle Sagrado de los Incas se abre ante nosotros con todo su verdor y luminosidad. Parece un lugar sacado de película con una luz casi divina. La gente es amable y conversadora, muy sencilla y amable con el turista. Pagamos S/ 1,5 para ir desde Urubamba a Ollantaytambo.

El viaje de Sergio, Chivay, guia de viajes peru

Al llegar buscamos donde dejar la mochila y encontramos el económico Hostal Miranda, un sencillo alojamiento que nos cuesta S/ 30 cada uno (unos 9 euros). Paseamos por la bonita Ollantaytambo, que parece uno de esos pueblitos perdidos de la sierra española anclado en el tiempo. Recorremos el pueblo respirando el aire tan puro que nos llena los pulmones de vida. Nos vamos pronto a descansar para nuestro día previo al Machu Picchu.

Día 9: ¡¡¡Machu Picchu!!!

El mejor día de nuestro viaje. Bien vale la pena patearse todo el país hasta llegar a Aguas Calientes. Nos levantamos temprano en Ollantaytambo para tomar el tren (6.10 am) hasta Aguas Calientes de 1h 40min. De ahí vamos a tomar el autobús que hace el trayecto de 30 minutos hasta Machu Picchu.

Machu Picchu es una absoluta pasada (siendo fino). Un lugar realmente increíble que merece la pena visitar al menos una vez en la vida. No por nada está considerada una de las 7 Maravilla del Mundo. Nos tomamos nuestro tiempo en visitarla. 5 horas con las rutas 1 y 2 hechas. Si vas a conocer el Santuario, lo que diría es que estés un buen rato recreándote en el lugar. Respira la energía.

Decidimos bajar andando hasta Aguas Calientes. Tardamos una hora y media. Cansa, si no tienes un buen estado físico no lo intentes. De 4.30 a 6.00 pm vamos a conocer los famosos baños termales por los que pagamos S/ 20 (unos 5 euros). Alquilamos toalla y bañador por S/ 6 adicionales. Nos relajamos tras la caminata en las 6 piscinas que encontramos allí.

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru

Tras relajarnos en los baños termales tomamos el tren de vuelta a Ollantaytambo, donde llegamos a las 00.00 horas. Por desgracia a esa hora no hay servicios de mototaxi y debemos caminar 15 minutos bajo la lluvia hasta la Casa de WoW, un bonito alojamiento ubicado en una casa de piedra donde pagamos S/ 113 por una habitación triple.

Día 10: Valle Sagrado-Cusco

La mañana en Ollantaytambo es tibia y con un ambiente festivo. Hay un festival de danza folclórica que nos quedamos a observar un rato. Sobre el mediodía vamos al Mercado de Abastos y nos indican que la zona de comidas está en el tercer piso. Comemos comida muy casera por solo S/ 5, nos quitamos el frío con un buen estofado de carne con patatas.

Tras la comida decidimos conocer la otra gran recomendación del Valle Sagrado: Moray, Maras y Chinchero. Los tres lugares increíbles. Merece la pena tomarte el tiempo de visitarlos. En Moray notas la energía de cada aro, donde se supone que los incas hacían pruebas de microclimas para cultivo. Las salineras de Maras parecen sacadas de una película, parece que de repente estás en Marruecos. Y Chinchero, aunque pequeño, tiene el encanto de un pueblito de la sierra peruana como los que nos hemos ido encontrando por el camino.

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru

Llegamos en la tarde noche a Cusco en colectivo y nos recomiendan el Hostal Suecia 2, en el casco viejo y a 3 minutos andando de la Catedral. Pagamos unos S/ 118 por 2 noches (30 euros). No nos gustan las prisas, así que decidimos quedarnos 2 días en Cusco simplemente descansando y tomando fuerzas para afrontar la selva peruana.

Día 11: Descansando en Cusco

Como decía, preferimos tomarnos este día para descansar y tomar fuerzas. Tomamos un buen desayuno y decidimos hacer algo de deporte. La distancia corriendo desde la calle Suecia a Sacsayhuamán apenas nos toma 10 minutos. Nos relajamos paseando entre las grandes ruinas incas.

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru

Vuelta al hotel, ducha y comida en el restaurante Cicciolina (que nos recomiendan como uno de los mejores de Cusco). Cerca de la Plaza de Armas. Pedimos ensalada, causa, risotto con hongos y osobucco más postre. Unos S/ 100 por cabeza.

Aprovechamos la tarde para callejear por Cusco. Barrio artesanal de San Blas, Mirador, mercado de artesanía donde compramos algunos chullos para recuerdo. En la noche tomamos un par de cervezas en el famoso Mamá África de la Plaza de Armas y regresamos al hostal.

Día 12: Descansando en Cusco-Puerto Maldonado

La mañana de este día tomamos un taxi hasta el aeropuerto de Cusco para volar a las 10:40 am dirección Puerto Maldonado. El billete nos cuesta US$ 193 por persona ida y vuelta. Tras 50 minutos de vuelo llegamos a la ciudad y preguntamos cómo llegar a la Reserva de Tambopata.

Finalmente nos recomiendan un lodge a varios kilómetros de la ciudad y en plena selva para disfrutar de la naturaleza salvaje de la Amazonía peruana. No nos hospedamos en Tampopata pero sí muy cerca, en el logde Isuyama Hostel, con la encantadora familia de Roger: María y su hijo Frank.

Los tres que llegamos pagamos S/ 580 por dos noches con desayuno, comida y cena incluídas y una excursión de 5 horas por la jungla en barca río arriba.

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru


Día 13: Tambopata

En la excursión que hacemos a Tambopata nos cruzamos con todo tipo de aves y una vida vibrante que ruge en las orillas del río. El solo hecho de surcar el río Tambopata en lancha ya es toda una experiencia. Este tour lo hacemos con Roger, el dueño de Isuyama Hostel por S/ 80 por cabeza.

Salimos después de comer como a las 2.00 pm y llegamos tipo 00.00 horas de vuelta al Lodge. En el camino vamos viendo aves y una vegetación espesa que se eleva en los márgenes del río. La primera parada es para desembarcar en una aldea en la que nos invitan a probar algunos productos e insectos como los suris (esos gusanos gordos blancos de la madera que al estar crudos, nos echan para atrás).

Más tarde hacemos una caminata de hora y media al interior de la selva, donde podemos cruzarnos con algunos monos, pájaros e insectos de todo tipo. Roger nos enseña diferentes árboles y plantas medicinales que los pobladores de la zona usan para sanar sus enfermedades. Nos sorprende la sabiduría y tradición milenaria que existe en torno a esta medicina natural.

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru

Día 14: Tambopata-Cusco-Puno

Tomamos en la mañana una avión de regreso a Cusco con el billete de ida y vuelta que habíamos comprado hace unos días. Nuestra idea es tomar un bus que nos lleve a Puno al llegar a Cusco para ganar un día.

Al llegar nos dirigimos directamente a la estación de buses y preguntamos por un bus cama que nos lleve hasta Puno. Tomamos el bus Cusco-Puno de Turismo Moquegua por S/ 35 que sale a las 3.00 pm y llega a Puno a las 9.00 pm. No es tan cómodo como Flores, pero no nos quejamos.

Para no quebrarnos mucho la cabeza nos hospedamos en el Hostal Apurinak que está junto al Terminal Terrestre y el Mercado de Puno (S/ 23 por cabeza habitación doble sin desayuo). Nos dicen que estamos también junto al puerto desde donde salen los ferries para la Isla de Uros del Lago Titicaca.

El viaje de Sergio, Chivay, guia de viajes peru

Día 15: Lago Titicaca-Copacabana (Bolivia)

La historia del Lago Titicaca que dice que es el lugar de donde emergieron los primeros incas nos llama la atención (además de ser el lago navegable más alto del mundo). Así que no queríamos dejar pasar la oportunidad de surcar sus aguas y conocer a sus pobladores.

En la mañana vamos a desayunar al Mercado cercano, donde podemos ver productos de la tierra como pepinos, variedades de patata, calabazas, zanahorias, ajíes; para ir desde ahí a tomar un barco local comunal (15 personas) que sale a la Isla de Uros. Pagamos S/ 10 cada uno más S/ 5 adicionales por entrar en Uros. El lugar es increíble para hacer fotos. Los habitantes de Uros son muy amables con los turistas (algo que imagino difícil recibiendo tal cantidad diariamente).

Descubrir Peru, guia de viaje Peru, el viaje de Sergio Peru

No conocemos ni Taquile ni Amantaní. Regresamos a Puno y probamos un rico ceviche de trucha en la misma Terminal Naval. No tardamos mucho en coger una Van Colectivo por S/ 10 para cruzar la frontera que está en el mismo lago y cruzar al lado boliviano hasta Copacabana. Cruzamos sin problemas, nos ponen un sello de salida en el lado de Perú y de entrada en Bolivia y rellenamos una ficha con nuestros datos. Justo al cruzar la frontera cambiamos € 40 (300Bo).

En la frontera tomamos otra Van que nos lleva por 4Bo (€ 0,50) a Copacabana, que está a unos 8Km. Vamos de frente a un lugar que nos recomiendan, Hostal Academia Star que nos cuesta 70Bo (8,80 euros) en una habitación doble con baño privado. 10Bo adicionales para una toalla. Pese al mal rollo que nos da el nombre del hostal la verdad es que es amplio, limpio y sencillo y con un dependiente atento. Muy cercano a la Plaza de Copacabana.

La primera impresión que nos llevamos de Bolivia es que todo es muy barato.

Día 16: Titicaca en el lado boliviano-Puno

Nos levantamos temprano para salir a conocer la Isla del Sol del lado boliviano del Lago Titicaca. La verdad es que nos quedamos con ganas de conocer Huaraz en la sierra peruana, pero por tiempos pensamos que puede ser bonito hacer un trekking en estas islas menos frecuentadas.

El viaje de Sergio, Chivay, guia de viajes peru

La compañía de barquitos Andes Amazonía realiza por 25Bo paseos ida y vuelta a la Isla del Sol. El trayecto a la isla dura 2 horas. Una vez allí hemos hecho un trekking por libre de otras 4 horas. En el trayecto del barco nos hemos hecho amigos de un polaco, un brasileño y una francesa, con los que estuvimos recorriendo la isla. Tras subir la escalinata inca de la Isla del Sol nos sentimos literalmente como Rocky Balboa tras terminar su entrenamiento.

Cuando estuvimos allí, del centro al norte de la isla se encontraba cortado por un conflicto de intereses de las gentes del norte. Asumimos que por motivos turísticos. Al retorno a Copacabana (otras dos horas) cenamos en un pequeño local unas salchipapas bastante simples. Lo justo para quitar el hambre.

Tras hacer algunas compras para gastar los bolivianos que habíamos cambiado tomamos el bus Panamericano por 25Bo que nos regresa de Copacabana a Puno. Tras pasar la frontera tomamos otro Van que nos lleva a Puno para llegar tipo 4.30 pm y de ahí vamos a visitar el conocido Mercado Bellavista (que nos cuentan es el mercado de contrabando más grande de la zona sur).

El viaje ya va tocando su fin. Nos hospedamos de nuevo en el Hostal Academia Star tras comer una rica sopa con su presa de cordero en un localcito cercano al alojamiento.

Día 17: Juliaca-Lima y cierre gastronómico

En la mañana nos levantamos con calma, tomamos nuestro mate de coca para apaciguar el mal de altura (ya nos dieron el dato de las famosas sorojchi pils) y tomamos un bus que nos lleva al aeropuerto de Arequipa (pagamos US$ 109). El vuelo nos toma aproximadamente una hora hasta la ciudad de Lima.

Llegamos cansados y decidimos echarnos una siesta antes de nuestro último homenaje gastronómico en Central, el restaurante de Virgilio Martínez que fue durante tres años consecutivos el número 1 de Latinoamérica (precisamente hasta hace un par de semanas donde le destrona Maido). Para Central habíamos reservado desde España con 2 meses de antelación.

La experiencia es otra de esas maravillas gastronómicas que tiene Perú, con un menú en 15 pasos que recrea un recorrido por todas las zonas del Perú. Si me ponen en la delicada situación de elegir entre Maido y Central, sinceramente me quedo con Maido y con las innovaciones de Micha (sin querer desmerecer el gran trabajo que durante años ha posicionado a Virgilio como número 1).

El viaje de Sergio, Restaurante Central, guia de viajes peru, gastronomia

Por ser la última noche, unos amigos nos convencen de tomar el "pisco sour de despedida". Es el momento de rememorar todos los maravillosos días que nos ha dado este país que ya es parte de nuestro corazón. Las anécdotas hacen que nos riamos y que nos demos cuenta que el momento del viaje ya está dando a su fin. Nos vamos para descansar antes del pesado vuelo de vuelta a Madrid.

Día 18: Salimos de Lima. Vuelta a casa

La mañana del último día se nos va prácticamente haciendo las maletas y colocando todo para buscar espacio para los regalos que llevamos. Yo además estoy llevando semillas, ajíes, variedades de patata, picantes, especias, limones peruanos, salsas... Puedo crear un recetario con lo que llevo en mi maleta.

Me dice un amigo antes de viajar que no me van a dejar pasar todo esto por medidas fitosanitarias, pero la verdad es que pasaron sin ningún problema. Tomamos el avión a las 4.30 de la tarde. El pasado se queda aquí escrito. Gracias Perú.

--
*Desde Viajes del Perú queremos agradecer a Sergio por tan detallada guía de viajes en la que relata su día a día y su planning de viaje. ¡Te esperamos de vuelta!

Francis, Viajes del Perú
Diciembre del 2017
info@viajesdelperu.com

6 comentarios:

  1. Sinceramente, fue una maravillosa experiencia el poder disfrutar de Perú, conocer su cultura, su gente, sus rincones mágicos. Siempre guardaré este viaje en mi corazón. Un saludo amigos del blog y a disfrutar de Perú

    ResponderEliminar
  2. Hola Sergio! Mil gracias por tu tan excelente crónica, nos hemos sentido acompañando tu viaje mientras la leíamos. Esperemos que sea de utilidad para otros viajeros. Te mandamos un gran abrazo desde Perú!!

    ResponderEliminar
  3. Hermoso viaje. Una buena mezcla entre el turismo urbano y las visitas al lado más histórico social del Perú. Destaca la visita al lago Titicaca.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario @Fedehugo, la verdad es que es un viaje que tiene de todo: gastronómico, urbano, cultural... El Lago Titicaca y el Machu Picchu son una culminación perfecta

    ResponderEliminar
  5. Super útil la información. Enhorabuena por tu crónica Sergio, seguiremos alguno de tus consejos

    ResponderEliminar
  6. Buenísima la info Sergio! Tengo pensado visitar Peru en julio y este post me ha dado aún más ganas. Saludos!

    ResponderEliminar